Estás aquí
Inicio > Noticias > Alumnas al mando: El resurgir del movimiento feminista en Chile

Alumnas al mando: El resurgir del movimiento feminista en Chile

Por Nicolás González

La lista de universidades en tomas feministas crece codeada a un movimiento que ya alzaba su voz desde el siglo pasado y que ha trascendido hacia todo el mundo y en Chile, desde que el movimiento “Ni una Menos” nacido en 2015 en Argentina, colmó la agenda mediática con la ola de femicidios y abusos sexuales registrados desde aquel entonces en ese país y en latinoamérica.

Tras conocerse el caso de un docente que recibió una millonaria indemnización tras ser despedido por acosar sexualmente a una funcionaria, los alumnos de la Universidad Austral de Valdivia (UAV) fueron los primeros en condenar de forma categórica este tipo de conductas dentro de esa casa de estudios y en llamar a los estudiantes a tomarse las universidades de todo el país para decir basta a los acosos sexuales y a la educación sexista presente en todos los niveles educativos.

Luego de que se realizara la histórica marcha feminista convocada por la Confech, cerca de 26 centros de estudios se han adherido a las tomas y otros 24 a paralización a nivel nacional, como respuesta a la preocupante cifra de acosos ocurridos al interior de universidades tanto de parte de académicos como de alumnos. Lo que se pide es la creación de protocolos en contra de abusos o acosos sexuales ocurridos tanto dentro como fuera de las universidades.

Aun más, la masificación de este movimiento ha significado un importante cambio cultural que durante años ha luchado por la igualdad de derechos entre mujeres y hombres, dentro de un sistema social que por años promovió el machismo y opacó el rol de la mujer a lo largo de la historia. Siendo Chile un país donde un 96% de las mujeres reconoce gran presencia de machismo en el país, frente a un 80% de parte de los hombres, según una encuesta de trabajando.com que analizaba la situación de la mujer en el trabajo.

La lucha por los derechos de la mujer chilena inició en la primera mitad del siglo XX (1935-1953), donde se exigieron igualdades laborales, políticas y jurídicas, y cuyo mayor referente fue el Movimiento Pro-Emancipación de las Mujeres de Chile (MEMCH), dando comienzo a una etapa en que la vida política y social de las mujeres tuvo una fuerte influencia feminista. Las “memchistas” tuvieron liderazgo en las organizaciones feministas, obteniendo en 1949 el voto eleccionario presidencial, junto con el municipal en 1934.

A un mes y medio del inicio de las movilizaciones, las universidades Católica del Norte y de Antofagasta, fueron las primeras en sumarse a esta causa. Más de 20 carreras de la UCN se encuentran en tomas independientes, y como universidad se paralizaron el jueves y viernes pasado, esperando votar mañana martes (solo mujeres) para un paro indefinido. Mientras que la UA, con un quórum histórico de 46% (mixto), desde el viernes permanece en paro indefinido y con aproximadamente 21 carreras en toma.

Posterior a que el Presidente Piñera anunciara las 12 medidas que incluye la nueva Agenda de Equidad de Género, las dirigentas feministas convocaron a una nueva marcha por la igualdad y en contra de la violencia machista para este 6 de junio, una vez que escucharon las propuestas y por considerar a los ministros de Educación y de Salud como incompetentes para abordar la problemática.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Top